La gravedad del asunto

Mi amistad con Emilia comenzó trabajando en una empresa en la que fuimos compañeras unos años. Fuera de nuestro grupo de amigos del trabajo habíamos conocido a Gustavo, y a veces salíamos a cenar con él o a tomar algo para ponernos al día. Recientemente me había mudado con María a un departamento en el centro, motivo por el cual la noche de un sábado la reunión fue en mi nueva casa. Emilia y Gustavo llegaron casi juntos. María no estaba. En los encuentros anteriores había notado que Gustavo me tiraba onda, y luego de charlarlo con Emilia, ella me dijo que había percibido lo mismo. Y esa noche fue más evidente. Mis miradas eran doblemente cómplices. Mantenía una conversación gestual con Gustavo donde nos entendíamos sin hablar. Por otro lado mis miradas a Emilia le decían todo lo que necesitaba saber: "andate". Y Emilia, como buena amiga se fue. Apenas cerré la puerta, Gustavo se abalanzó sobre mí y empezó a besarme. Minutos después me invita a un pub, porque quería salir. Fuimos. La pasamos muy bien. Tocaba una banda en vivo y tomamos muchas cervezas. Volvimos al departamento. Desaforadamente me sacó toda la ropa en la cocina. No llegamos a la habitación. Cuando cerraba los ojos el mundo me daba vueltas, pero no a causa de los besos de Gustavo todo giraba, si no que era efecto del alcohol ingerido. Tarde recordé que había cenado poco. Y mi borrachera ya no tenía remedio. Mi cuerpo no podía mantenerse en pie. Interrumpí la acción de un salto porque el alcohol que había tomado quería salir de mi cuerpo. Asombrosamente llegué al baño para vomitarlo. Gustavo golpeó la puerta varias veces preguntándome si estaba bien. Cuando salí, se encontraba en el pasillo sosteniendo mi ropa con una mano. Moviendo su cabeza en señal de negación, y con un dejo de lástima, me entrega la ropa.
- Vestite Julia. Me voy. Estás muy mal - dijo suavemente.
Superado el bochorno, y después de reírnos cada vez que con Gustavo recordábamos el suceso etílico, al poco tiempo tuvimos una segunda oportunidad. Fue a visitarme una noche en la que oportunamente María no estaba. Me aseguré de no tomar más de un vaso de cerveza y esta vez sí llegamos a la habitación. Sin embargo, a minutos de concretar nuestros deseos carnales, algo no funcionó. La misma gravedad que en mi ebriedad afectó mi equilibrio para mantenerme en pie, estaba interfiriendo en la erección de Gustavo. Y no hubo caso.
Que ironía -pensé -Yo no podía pararme del pedo la primera vez, y ahora a él no se le para.
Traté de tomarme la situación con toda la seriedad y respeto que el caso ameritaba, y tras los "no se que me pasó, "es la primera vez que me pasa", "justo que estoy con vos me pasa esto", que dijo Gustavo, no hice más que asentir con la cabeza.
Nos quedamos en la cama, abrazados, en silencio, mirando el techo. Hacía mucho calor. Había mucha humedad. Estaba completamente despeinada, mi cabellera era lo más parecido a un lampazo. Sujeté con mi mano derecha parte de mi pelo, y con un suspiro dije:
- Tengo un quilombo en la cabeza - y seguí acomodando mi pelo sin esperar respuesta.
- Y yo, ni te cuento - dijo Gustavo con tono compungido y frunciendo su ceño. Tal vez el quilombo al que hacía referencia era el causante de la gravedad del asunto, gravedad en todas sus acepciones. Sin embargo, pese a que tal vez estaba a punto de confesar algo importante, no pude controlar mi espontaneidad y estalle en risa:
- Yo me refería a mis pelos. Y continué riendo.

30 Comentarios:

Vilma dijo...

Venía leyendo, me asusté cuando leí la primera parte, pensé chau, se terminó la historia. Me alegré despues con el segundo encuentro y al final, todo mi entusiasmo decayó, cual erección de Gustavo. Tu quilombo se arreglaba con un peine Julia! y el de él...con el boston medical group, vos decís? jajajaja.
¿Esperamos al 3º encuentro?
Suerte. Saluditos (gracias por el link)

Anónimo dijo...

Hola!! hace tiempo que te leo, tus historias me entretienen muchisimo y a la vez me dejan un sabor a tristeza cuando veo que los hombres no cambian su conducta, ni la cambiaran nunca!! por lo que veo. Te cuento que soy casada desde hace 9 años y estuve de novia 2 años antes de eso, o sea hace 11 años que sali de eso de ser soltera y tener citas con algunos tarados. Mas o menos a mi me pasaron algunas cosas parecidas a vos, antes de encontrar a mi principe azul.Ojo!, que no es un sapo devenido en principe por mis artes magicas, el hombre ya venia asi de fabrica!! Los sapos rara vez se transforman en principes. El punto es, que si yo encontre el mio ¿ porque vos no vas a poder encontrarlo tambien?? Te seguire leyendo. Suerte!! Sandra.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

El ultimo es cola de perrooooooo!! Jjajaj buenisimo!!!! Escuchame una cosa nena no pegas una!! carancho jajaj cómo puede ser que le vomites pobre pibe! Bueno por lo menos volvio jajaj Che no tendras problemas al estilo AA.

Por otro lado de dónde sacás los candidatos, cada vez me asusto mas ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!! >:P

Julia dijo...

Vilma, bienvenida!
Supongo que habrá solucionado su problema ya que a los años se convirtió en felizmente casado y padre de familia.
De nada por el link!

Sandra, bienvenida! que bueno que te entretengan las historias pero no te pongas triste. Mi idea es poder reírme de las situaciones ridículas que en mis vastos años de soltera (que siguen transcurriendo) me ha tocado vivir. No descreo de todos los hombres, se que hay excepciones y conozco algunas. Gracias por los buenos deseos. Espero que sigas pasando.

Carolain, viste! no pego una!! Ja.. por lo menos tuve una racha, hace muchos años, que fue así, de desastre en desastre. Pero si he tenido buenos encuentros... (lee el inicio y te vas a dar cuenta je je) pero son más divertidos para contar los malos ja, ja.. Igual tengo tela para cortar aun!
Ah. No le vomité a él.. llegué al baño!
Besos!!

Anónimo dijo...

Ahh, me olvide de decirte que vivo en Cordoba tambien!! Seguire pasando por tu pagina.Sandra.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

Encuen-tro blogger, encuen-tro blogger!! :P

pitufina dijo...

ay! nena! me pongo a leer esto y estaba comiendo.Me dejaste a dieta!y me acordé porqué dejé de verme con el "amante traumado".... la última vez no se le paró, y eso que no le regurgité nada. Nos debes ese comentario: Distintas formas de remontar la falta de erección, pa´no quedarse con las ganas". besos

Julia dijo...

Pitu! Ok, voy a pensar en una serie de alternativas al respecto. O los pasos a seguir en caso de... Lo agendo!
Besos

La Luna dijo...

Julia! como siempre amo los títulos...
Me parece que voy a intercalar entre el principio y estas historias, porque las últimas tres son too much para un alma sensible!
Todos sabemos, la desgracia garpa, sin desgracias no hay blogs =P

Beso grande.
pd. encuen-tro blogger, encuen-tro blogger. (Carito dixit)

Julia dijo...

Gracias Luna!!
Yo te recomiendo la de la llamada inesperada, que tiene final feliz ja, ja. A Caro también va la recomendación.
Besos

afrodita dijo...

Un bajón quedarse con las ganas. Pero es realmente dificil para ellos, les toca lo mas profundo de su ego, y es allí donde pienso...tengo otro encuentro garantizado!!NUNCA FALLA, SIEMPRE QUIEREN LA REVANCHA.
(Con el perdon de todos los lectores masculinos, ADMíTANLO!)

lanegra dijo...

gravedad al cuadrado! jaja lo mas triste son las clasicas explicaciones que dan los tipos en "esos" momentos, piensan que somos tontas? A ver si de una vez por todas se dan cuenta de que ellos tambien son humanos y no maquinas sexuales como quieren hacernos creer!!!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

nenaaaa me lei gran parte de tu blog, incluida la historia de la llamada, excelente!!! y ahora me tomo el trabajo y atrevimiento de mandarte un mail con mi msn, asi me agregas, ok? no se si te queda claro, bueno mejor así. Besos Caro.

Julia dijo...

Afrodita, yo también pensé que venía el tercer encuentro, pero no fue así. Todo quedó ahí.

Negra, coincido! Deberían relajarse un poco y no andar con excusas pavas.

Gracias Caro! Estamos en contacto. Besos

Anónimo dijo...

Julia, segui escribiendo, son divertidas tus anecdotas! no puedo creer que te pasen estas cosas..
Peti

Garotinha dijo...

soluciones no excusas!!!!!
cuando sera el dia que se dejen de hacer los giles... a quien le importa si es la primera vez que les falla.
para colmo te hacen sentir que el problema puede ser por tu culpa...
... mandate un viagra, a esa altura es lo unico que te salva.
DEBERIAMOS TENER SIEMPRE EN LA CARTERA DE LA DAMA O EN LA BILLETERA DEL CABALLERO, seria un buena manera de tener menos momentos amargos... y disminuir el numero de "es la primera vez que me pasa"
A MAMÁ...!!!!!!???:P GIL.!!!

Julia dijo...

Peti, bienvenida!! Gracias por tu comentario.

Garotinha! Tenes toda la razón!! Ya estoy agendando las cosas que no deben faltar en la cartera:
- Forros (sugerencia mía)
- Viagra (sugerencia de Garotinha)
- Pajómetro (sugerencia de Sibilina)
- Dildo (sugerencia de Carolain para algún Marcelo que ande dando vueltas) Ah, para las que se hacen las desentendidas, dildo es un consolador, ok?
Vamos a tener que salir con un bolso!! ja, ja...

Horacio dijo...

y la tercera fue la vencida?

Julia dijo...

Horacio, no hubo tercera!!!... No se si le dió vergüenza, o que, pero no volvió...

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

jajajjajajaja pobre pibe se dio cuenta que sos asidua asistente de AA. jajaj a:P

Che es exhibicionista!, pero te falto poner la opcion de pelotudo!.

Giuliana dijo...

Nunca una "historia de encuentros" tuvo un título mejor puesto que este... EXCELENTE!
Me duele la panza de la risa de imaginarme la cara del pobre Gustavo, entre la humillación y la confusión, con su problema de gravedad "cero" y su "quilombo" en la cabeza... y a vos diva total, en un 100% lucha entre la humedad y tu pelo...

Excelente... como siempre...

Julia dijo...

Giuliana!, muchas gracias por tus piropos. Y viste como somos las divas!! Besos

Anónimo dijo...

coincido con que le titulo es excelente y la historia tambien.
felicitaciones por el blog

Julia dijo...

Muchas gracias anónimo (o anónima)
por tu comentario! Que bueno que guste.

Parafraseando mi alma dijo...

Julia, empece leyendo tu blog al reves, ya q hoy te descubri y pienso...Gustavo Gaston (el precoz)...
Loca alejate de los que empiezan con G...
El proximo si te dice Geronimo vos por las dudas corre para el otro lado..

me haces reir mucho pero muuucho...
Te mando un besote!

QUE NO DECAIGA!!!!!!!
JAJAJAJ

Julia dijo...

Para...: la letra G! Curioso. Que ironía!! Ninguno de los dos encontró mi punto G!!. Mejor dicho, ninguno de los dos siquiera lo buscó.

Erica dijo...

Mala su actitud..jajaja
Le informo que me voy a poner al día porque está bueno el blog, y a pesar que debería estar estudiando para un oral (exámen...mejor aclaro), haré el sacrificio de leer algo en el cole y seguir con esto. En silencio.
By!

Julia dijo...

Erica: Se me pasó tu comentario.
Como te dije, leé en silencio o hacé mucho ruido. Y no te reprimas!
Gracias por seguir leyendo!

Besos

Pandemia dijo...

ajajajaj, qué enemiga, pobre pibe.

Ai, menos mal que no tomo alcohol!

Gaby dijo...

Aaaaaaaaajajajaja, tu maldat fue tremenda, no te hubieras reido, che, en esos casos, una no puede reirse.











Aaaaaaaaaaaaaaaaajajajajaja!