Culo blando

Del libro "Éste sexo el femenino" de Patrícia Travassos

Liliana se despertó a las seis, preparó a los chicos, los llevó a la escuela y volvió a casa con tiempo para darle un beso burocrático a Arturo, su marido, y de cambiar cheques, cosas habituales y reclamos.
Hizo una rápida compra en el supermercado, peleó con la mucama que le había manchado el vestido de seda, salió apurada, como siempre; le pusieron una multa por estar conduciendo con el celular en la oreja y una advertencia por estacionar en lugar prohibido, mientras iba, un minuto a sacar dinero del cajero automático.
En el camino al trabajo, golpeaba ansiosamente el volante, en un congestionamiento monstruoso, y pensaba cuándo podría pintarse las uñas y hacerse la tintura en el pelo antes de transformarse en una mujer canosa.
Llegando al escritorio, casi fue atropellada por una mina escultural que, era la nueva contratada por la empresa para el cargo que ella, Liliana, hizo de todo para conseguir, pero que, a pesar del currículum excelente y de sus años de experiencia y dedicación, no pudo lograr.
Pensó si un buen lomo daba puntos, pero al rato se olvidó de la mina porque en medio de una reunión llamaron del colegio de Clarita, su hija menor, diciendo que ella estaba con dolor de oído y fiebre.
Intentó, en vano, encontrar a su marido y, como no pudo, resolvió ir ella misma al colegio, después de encontrase con un nuevo cliente, que mostró ser un neurótico, aburrido, desconfiado con quien tendría que lidiar los próximos meses.
Salió ansiosa y encontró su auto con una goma pinchada.
Pensó en todo lo que todavía tenía por hacer antes de cerrar los ojos y soñar como un mundo mejor.
Dejó el auto, tomó un taxi y fue por las criaturas.
Cuando llegó a casa, descubrió que se había dejado el maldito portafolio con todo lo que necesitaba leer para el día siguiente.
Lamó al celular de su marido con la esperanza de que él pudiese ir a buscar los papeles a la empresa, pero la mierda seguía fuera del área.
Consiguió, después de varias llamadas, que un motoquero le trajese los malditos documentos.
Tomó un baño de mierda, le dió de comer a los chicos, hizo los deberes de porquería con los dispersos, y acostó a los monstruos.
Arturo llegó cruzadísimo de una reunión, reclamando de todo.
Comieron en silencio.
En la cama ella leyó la mitad de los documentos y comenzó a cabecear de sueño. Arturo se despertó con una erección y queriendo juguetear.
Como esos momentos eran cada vez más escasos en su matrimonio, ella decidió hacer un último esfuerzo y transar.
Hicieron algo medio rápido, medio más o menos, y, cuando estaba casi durmiéndose de nuevo, sintió una palmadita en su traste con el siguiente comentario:
- Estás teniendo un culito blando, Lili...deja la haraganería y empezá a cuidarte...
Liliana miró una pantalla de metal y se imaginó golpeando la cabeza de Arturo hasta ver sus sesos desparramados por la almohada!
Después se vió saltando sobre el tórax de él hasta fracturar todas sus costillas! Con un alicate de uñas arrancándole uno a uno todos sus dientes y después dándole una patada brutal en las bolas, que hacía volar espermatozoides para todos lados!
En seguida usó la técnica que aprendió en un libro de autoayuda: "Cómo controlar las emociones negativas."
Respiró tres veces profundamente, mentalizando el color azul y reflexionó.
No iba a valer la pena, no estábamos en EEUU, no conseguiría una abogada feminista carísima que hiciese su defensa alegando que asesinó a su marido ciega de tensión premenstrual...
Resolvió actuar con sabiduría.
Al día siguiente, no llevó a los chicos al colegio, no hizo la compra rápida del super, ni peleó con la mucama.
Fue a un gimnasio y se mató dos horas.
De allí fue a la peluquería para teñirse de pelirroja y se pintó las uñas de colorado.
Llamó al insoportable nuevo cliente y le dijo todo lo que pensaba de él, de su mujer y de su proyecto.
Y esperó los resultados de su pésima conducta, haciéndose un masaje estético que jura eliminar, en diez sesiones, la grasa localizada.
Mientras se hospedaba en un spa, oyó al marido desesperado tratando de localizarla por el celular y descubrir por qué ella había desaparecido.
Pacientemente no atendió.
Y, como la venganza es un plato que se come frío, le dejó un mensaje lacónico en la casilla de mensajes.
- El culo todavía está blando. Volveré cuando se haya endurecido.
Un beso de la haragana.


25 Comentarios:

Paula, la malvada dijo...

jjajaj

pobre, más que por su culo por su marido!

Hernán dijo...

Epa!! La mina se lo tomó muy a pecho al comentario [o para el culo] Al final no se les puede decir nada =P

Giuliana dijo...

aaajajajajaa BRILLANTEEE!!!

es el típico comentario de un perfecto "cerebruto"

Esos libros de autoayuda, serán tan efectivos?

Briks dijo...

pero el culo...
lo tenía o no lo tenía blando ??

Martina Gaido dijo...

jajajaj, es muy buena. Cuando se me caiga el culo y mi marido me diga que lo tengo blanco ya sabré que hacer.

Muy buen blog, me gustan las historias que escribís! Por aquí estaré!

Besotes.

Soleaspe dijo...

Muy Bueno!
Es terrible ser mujer .... muy pocos lo reconocen.

Pandemia dijo...

jajajajajaja, yo no se de donde sacas estos libros, pero son buenísimos (algo feministas, pero buenísimos).
Como dice Soleaspe será terrible ser mujer.
Pero ser el marido... te la debo.

Julia dijo...

Paula, la malvada: ¡Bienvenida! Yo me lamento más por su vida, incluyendo al marido :P

Hernán: Je, je. A veces es mejor callar. No hay que herir susceptibilidades al pedo, no?

Giuliana: Ja, ja. Parece que por lo menos el libro le sirvió para reprimir su ira y no cometer "maricidio". Pero yo prefiero pensar en el código penal antes que agarrar un libro de autoayuda :P

Briks: Ah, no se. Yo no se lo toqué. ¿Habría diferencia después de tal provocación?

Martina Gaido: ¡Bienvenida!
No te quedes con una sola opción. Yo le hubiese contestado que el tenía otra cosa blanda y que con gimnasio no se soluciona. :P
¿Qué será mejor para esta mujer? Someterse al gimnasio,
divorciarse, seguir su impulso asesino, o ignorarlo?

Sole: y algunas mujeres, como Nacha, se quieren convencer de lo contrario. :P

Pandemia: Ah, no te voy a revelar mis secretos literarios.
¬¬

Ana dijo...

Yo lo cago a trompadas... (y después me voy al gym)

frank zappa dijo...

ademas de dejarle todo para hacer al marido, debio decirle que a su amante le parece perfecto el culo asi

saludos

Parafraseando mi alma dijo...

HOLAAAAAAAAAAAA....
Es genial el cuento...
O sea q cuando dijo "pero la mierda seguía fuera del área." se referia a su marido? jajajajajajaja

Sabes las veces q tuve ganas de hacer lo q hizo esa valiente!!! Jajajajaja

A veces me pregunto q carajo pensaba Nacha Guevara cuando le puso el nombre a su programa "me gusta ser mujer" jajajajaja...No me jodas!

BESITOSSSSSS!!!

Parafraseando mi alma dijo...

Para...lo q no me entere es si la mina de verdad tenia el culo blando y en realidad le dio bronca q la enfrentaran con la realidad o si la mina estaba bien y el tipo es un sorete q olvido mirar su panza creciente y las entradas prominentes...

No...de cualquier manera ella tenia razon!!! Que espere unos añitos a que a el se le caiga otra cosa mucho mas importante q el culo!!! jajajajajjajaa

Besosssssss

Parafraseando mi alma dijo...

Ajajajajajajaja
acabo de leer los comentarios y me encanto el de FRANK!!!!!
Claro! En el mensaje q le dejo en el celu debia agregar esa frase final!!!!

Mariscal dijo...

Yo durante muchos años de mi matrimonio hacia todo lo que hacía Liliana,y mucho más. Y jamás supueron reconocer que lo que debía permanecer duro, permanecía en ese estado...

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

jajjja me muero muertaa julitaaaaaaaaaaaa ajjaj es buenisimo!!


Que grossa liliana!! eso deberiamos hacer todas ante comentarios tan desafortunados.

:)

Soleaspe dijo...

Nacha tendría que haber dejado a la naturaleza seguir su curso .... a ver si así le gustaba ser mujer!!!!

Julia dijo...

Ana: Ja, ja. La primera opción descarga, y la segunda ¿complejo? :P

Frank: Je, je. Es buena esa!.

Millie: Si, si, la mierda era el mísmisimo Arturo.
Si lo tenía blando o no, es lo de menos, me parece.
Nacha Guevara está del moño! :P

Mariscal: Que mal tu ex mujer. Tenía un marido cumplidor y encima no lo reconocía?.

Sweet: Si si, retrucar el comentario... o buscar otro tipo de hombre je, je.

Sole: pero no, si la cirugía estética es ree natural :P

vanina dijo...

¡Simplemente genial!

nadasepierde dijo...

me encantó!
tener siempre a mano la respuesta de Frank Zappa!!! es genial!
saludos
ana

Soleaspe dijo...

ojo tambien esta el ejemplo de Graciela "sincerebro" Alfano que te decía " probaste con un yogurt?"
no nos engañen! el culo se cae ... solo que no tenemos una pastillita azul para levantarlo.

Julia dijo...

Vanina: ¡Bienvenida! Si, genial el cuento.

Ana: ¡Bienvenida!. Muchas tomaron nota de la respuesta de Frank. :P

Sole: Ja, ja. Es una cuestión de gravedad. Pero la pastillita azul tiene un efecto que no "dura" en el tiempo. Cuack
O hablas de la pastilla azul de matrix :P

Besos en la Plaza dijo...

El tipo, un pelotudo, la mina una genia...

Se puede decir lo mismo de otra manera... Y ademàs, con còmo se cuenta el "background" de la vida diaria de esta mujer, bueno, no era difícil volarle los tapones anyway!

Consejo para los muchachos: O proponen una actividad deportiva conjunta, o le pagan un profe de tenis o un personal trainer y asumen las consecuencias :P o garchan más, que eso es buenísimo ejercicio! (pero claro, para eso tienen que querer los dos, jej)

Julia: Viste que pasé? Y no es de agradecido, ya había pasado una vez, sólo que no comenté... Soy muy cuelgue para esas cosas. Pero mejor para vos, vas a ahorrarte comentarios super largos

Beso!

Julia dijo...

Besos: ¡Bienvenidísimo!.No me molestan los comentarios largos, al contrario, me encantan :)
Me gustó lo de la actividad deportiva conjunta, ya sea un deporte convencional o un deporte horizontal :P

frank zappa dijo...

ja ja, me alegra encontrar gente que no tiene contemplaciones para con la estupidez

Julia dijo...

Frank: Si, si, a mi también me alegra :)