Viaje a lo inesperado [*]

Tenía 14 años y me dirigía al sur a visitar a mis tíos y primos. Mi mamá me había dado las mil y una recomendaciones porque viajaba sola y eso la inquietaba. No era la primera vez que me iba sola algún lado, y mis reglas bases eran reconocer el coletivo, no perder de vista a los choferes en el momento de descender en las distintas paradas, y también en lo posible reconocer algunos pasajeros por si los choferes salían de mi campo visual.
En algún lugar de la La Pampa el colectivo se detuvo para que cenáramos. Apoyada en el mostrador del comedor esperaba ser atendida, y un señor, que parecía de la edad de mi papá o unos años menos, que se ubicaba unos asientos adelante del mío, se acerca a mi lado:
- Si querés compartimos una mesa para que no comas sola - me propuso.
Miré al otro lado donde estaba la señora que se sentaba al lado mío, porque yo había pensado hacerle esa oferta a ella, pero esta mujer con cara de pocos amigos no había mediado palabra conmigo en muchas horas de viaje. Entonces acepté. Pagué mi comida antes de ir a la mesa y no acepté su oferta de compartir una gaseosa. Él me contó de su familia, de sus hijos, a dónde iba, y por qué, y yo contestaba sus preguntas sobre el colegio, y las vacaciones. Hasta que llegó la pregunta sobre si tenía novio. No, le respondí.
- ¿Y nunca se te ocurrió salir con un hombre casado?
El bocado de costeleta que estaba masticando se me quedó atorado y sólo pude mover la cabeza en señal de negación. No podía creer semejante insinuación. El hombre que parecía que había tenido una conducta paternal era un degenerado. Me levanté presurosa y le dije que iba al baño. Balbuceó algo de esperarme para caminar un poco antes de subir al colectivo. Demoré lo más que pude en el baño y me senté en un banco frente a la plataforma donde el omnibus estaba estacionado. Comencé a sacarle charla a una chica de unos veintipico de años que estaba a mi lado fumando. El resto del viaje simulé dormir hasta que por suerte él descendió antes que concluya mi viaje.
En la terminal me esperaba mi tía.
- ¿Que tal el viaje Julita?
- Larguísimo... vi unas películas muy malas, del oeste y de forasteros. Ah, y me levanté a un tipo casado.
Nunca olvidaré la cara de mi tía.


[*] Ciclo televisivo de los sábados a la noche que transmitía películas de terror (en todo sentido)

22 Comentarios:

Cecil dijo...

apa

soy la primera

ya vuelvo

Pandemia dijo...

enemiga, me ganaste

Cecil dijo...

nooooooooooooooooo

qué hijo de puta


aunque, para juzgar bien, habría que ver cómo estabas vos a los 14 je je

por ahí pensó que eras más grande...

degeneradoooooo!

listo, ya pasó =P

besos

Cecil dijo...

jajajaja tomá pandemia

una vez

i won

je je

es el poder de la pantufla

Pandemia dijo...

El señor... un asco.

Julia, eras pequeña, inocente e inteligente.

Excepto por lo de inocente seguís conservando las otras características.

Pandemia dijo...

cecil, no me provoques

Hernán dijo...

Ah no!!!!!!!!!!! Cómo carajo es esto!!!! Resulta que a la chiquita antorchera no le intersaba lo de los PRI y ahora sale con esto!!!! Quiero demandar al reader de google!!!

Para mí, que Rulito les avisa de antemano al satélite de la tierra y a la pirómana, así hacen podio =P

Hernán dijo...

Bueno, ahora dejo el berrinche de lado.

El famoso viejo verde te tocó en suerte [o no tan suerte]. Y es verdad lo que dice Cecil, habría que ver; capaz que parecías de 16 =P

Briks dijo...

aha...

ahora, yo pregunto

nunca se te ocurrió salir con un hombre casado?

HOLA



:P

lanegra dijo...

no creo que el problema fuera el estado civil del señor, sino, su edad! quien sabe con cuantos casados hemos salido y no lo supimos jamas... me quedo pensando...

Julia dijo...

Cecil: ¿Eso fue un Pri?

Pandemia: Estem... bueno, le hablás a Cecil. ¿Todo bien?

Cecil: A los 14 años era una nena. Siempre parecí más chica así que supongo que a esa edad me daban 11 añitos :P
Un hijo de puta. Realmente.

Pandemia: Ese señor de señor no tiene nada. Un asco el tipo.
Gracias por los piropos. Pero sigo siendo inocente :P

Cecil y Pandemia: Si se van a pelear a los pantuflazos limpios avisen así saco fotos.

Julia dijo...

Hernán 1: Ehmmm... ¿El reclamo de readle google es para mí?
Voy a tratar de solucionar el inconveniente. Prometo que no vuelve a suceder. :P

Hernán 2: Viejo verde y pedófilo.
No,no... A los 16 parecía de 14. Ja, ja. Mi apariencia era de nena, nena.

Briks: ¡Ah pero cómo! ¿Ud. es casado? ¡Cómo no avisó antes! :P
Nunca salí con un casado. Bah, por lo menos nunca me enteré que salí con un casado. :P

Negra: Claro, el problema fue la insinuación del tipo de que yo, una nena, tuviera algo con él, un vejete. Y él justo era casado. Si no hubiese preguntado "¿nunca se te ocurrió salir con un hombre mayor?". Todavía me acuerdo la cara del tipo y me da asco.
Es cierto amiga, tal vez salimos con algún casado y nunca lo supimos.

frank zappa dijo...

y te queria llevar a caminar el desgraciado, y en la pampa de noche te imaginas...

Besos en la Plaza dijo...

Bueno ya echaste por tierra mi teoria porque alguien lo pregunto antes...
Si efectivamente parecias de 14 o menos, el viejo enfermo no tiene perdon... Me alegro de que el resto del viaje haya sido tranquilo, jajajajaja

P.D.: Tipos como ese deben ser los que cada tanto uno escucha que los denunciaron por tocar a una piba dormida en un micro larga distancia, y cosas asi...

Julia dijo...

Frank: Si, el muy degenerado vaya a saber que tenía pensado.

Besos: Hay que ver que grado de "locura" tenía este tipo. A lo mejor no era capaz de nada, o tal vez todo lo contrario.

Ninia Pastelillo dijo...

Encima de asqueroso, pelotudo. Que se pensó que le ibas a contestar?¿? "No pero empiezo con vos"
"Hayy si me re caben los vejetes"
"Haceme tuya"


Es repugnante ver viejos así.


Hace basttaaantes años había un viejo, pero viejo como de 70-75, que se las ingeniaba para decirme alguna asquerosidad mientras viajábamos en colectivo.
Y un día me harté, y me vengué!

Me senté en el asiento del fondo, el que está justo al lado de la puerta para bajar.
Dejé que me dijera lo que quisiera, y cuando bajó, terminó con un hermoso garabato mío, hecho con fibrón indeleble negro en su campera de gamuza. jeje!

Dalma dijo...

pucha, y vos como siempre sin forros !

ah no pará... eso es de otro post jaj

Julia dijo...

Ninia: ¡Bienvenida! Excelente tu venganza!!! Ja, ja. Viejo de mierda, ¿pudiste hacer algo artístico o fue solo un garabato?
Hermosos tus dibujos!

Dalma: Je, je.. si, ya te que estuve un poquito monotemática :P

frank zappa dijo...

que tenia pensado??? y..llevarte pa´los churquis

Julia dijo...

Frank: Claro, pero el colectivo se iba a ir. Digo, no se si pensaba incluso perder el bondi y su valija, o no que? que se yo.. de pronto pensé eso jejeje..

Parafraseando mi alma dijo...

Y nunca se te ocurrió salir con un hombre casado?

SALIR...pero corriendo...es una opcion?
Q pedazo de sorete!

Julia dijo...

Millie: en el caso de este casado, salir corriendo era la única opción posible.