El boicot invisible

El trabajo y la dispersión parecen ser, a la vista de todo empleador, actividades incompatibles. Un empleado que escucha música, que silba, que entona una canción, que tararea un tema, que trabaja, en definitiva, contento, es un empleado que no rinde. Un empleado que toma mate, que chequea alguna cuenta personal o social, que conversa mientras cumple con sus obligaciones laborales es un empleado distraído, y como tal, tampoco rinde.
La incógnita es cuando el empleado rinde, y hace todo eso que no debería hacer, ¿en qué categoría de productividad entraría?
Sin pretender elaborar una defensa al empleado vago, ni fomentar el bajo rendimiento, considero que empleado contento rinde por dos. Criterio que mi jefe, por supuesto, no comparte.
Con la válida e irrefutable excusa del software legal, nos conminaron a eliminar la música que teníamos cargada en la pc, y por ende recurrimos a otro musiquero: la radio de mi celular. Durante unos días disfrutamos, mis compañeras y yo, de sintonizar una radio copada (?).
El acceso a internet se había sugerido como prohibido, prohibición que nunca acatamos, y felices navegábamos por los recovecos que nos brinda la net, a espaldas de miradas curiosas con afán de botoneo compulsivo.
Y el paraíso laboral estaba cerca, salvando las distancias de las pretensiones remuneratorias y de carga horaria.
La bajada de línea empezó con lo que no se debe hacer, primero, y luego con lo que mi jefe preferiría que no hiciéramos: conversar, cantar, escuchar música fuerte (¿Fuerte? Es un fucking celular con un parlante minúsculo), sobre todo si es rock porque distrae (menos mal que no dijo porque provenía de Satán o algo semejante), porque todo esto da la sensación de que en lugar de estar trabajando, nos estábamos rascando (sic), muy a pesar de que tenemos todo al día. Preferencias que tampoco acatamos. La libertad de autodeterminarme no la cedo ni por el mejor de los trabajos.
Pero como la envidia o la mala onda opera en formas misteriosas, cierto lunes, más precisamente antes de ayer, como por obra y arte del mísmisimo Mandinga, mi celular dejó de sintonizar nuestras radios predilectas, abandonándonos al más oscuro de los páramos de la música que atiborra en la frecuencia modulada. Y a los minutos, de golpe y porrazo, no pudimos acceder a la web, ni siquiera a la cuenta de mail que necesitamos para trabajar. Vino el señor técnico y no encontró explicación. El boicot invisible estaba haciendo estragos en nuestra felicidad laboral.
Sin embargo, vaya-a-saber-uno-por-qué, todo lo que depende de gúgul, funciona de mil maravillas. Y heme aquí, en un acto de franca rebeldía, haciéndole pito-catalán a todas las restricciones absurdas que atentan contra mi libertad de distensión. Y ustedes ¿todavía están ahí?

31 Comentarios:

fians4k dijo...

"All work and no play, makes Jack a dull boy". Nunca más cierto.

La lectora dijo...

Yo soy de las que consideran que la real dispersión es el empleo en sí. Pero esto es tema para larga discusión.
En cuanto a tu jefe, dale a leer "el ocio creativo", de domenico de masi.

Sole dijo...

increible .... que persona necia por dios!

vamos gmail!

aca estamos jules..... olueis!

ahhh

priiiiiiiiiii

Bella dijo...

Ya que nadie lo dijo...

Priiiiiiii

Pliiiiii

Yo soy campeona en eso de surfear la web y trabajar al mismo tiempo!

Bella dijo...

Uff me sonó Sole, pero me queda el Pliiiiiiii

Vamos de nuevo

Pliiiiiiiiiii

Bella dijo...

Che, se puede hacer todo y seguir rindiendo. ¿No me ven a mí, que, ahorita mismo, estoy editando traducciones? jajaja

Coincido con lo del trabajador contento, yo soy una de ellas: si puedo tener mis 5 minutos de esparcimiento cada tanto y escuchar música, trabajo feliz. Y trabajo más también.

Tu jefe es un zopenco!

Lean dijo...

Si todo lo relativo a Google funciona deberías ser capaz de usar google video.....

Bella dijo...

Claro! Escuchen música por ahí :)

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

uff que embole julita, asi no se puede trabajar... :( ojala la dictadura pase pronto.


beso

Gaby dijo...

Muerte a los represores!!!

Ponele que aceptemos que la computadora distrae. Pero la radio? LA RADIO? Es un mader fakin maniático eso es lo que es. No quiere que rindas más, quiere controlarte. PUFFFFFFFFFFFFFFF


Besos, oh, Juli

Federico Gauffin dijo...

Jajajaj
♫ ¡Leru-leruuuuu! ♪

Sil dijo...

En un lugar en el que estuve hace unos años, se dieron cuenta de que como tenía poco trabajo (porque ellos no me daban tareas, nunca sabré para qué me contrataron) pasaba mucho tiempo en internet. ¿Qué hicieron? Dieron vuelta mi escritorio de tal manera que el monitor quedara a la vista de todo el mundo y yo no pudiera hacer nada. Eso sí que fue cruel.

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Sil eso no es crueldad, eso merece empalarlos hasta que griten basta.

Yo trabajé en un lugar en el cual (como toda la vida por sapo) tenía mi trabajo más que al día para disgusto hasta de mi propio jefe, entonces chateaba por el correo interno con una compañera, un lunes temprano llegué y no tenía empleo.

REM dijo...

nahhhhhhh, ya con leer lo del rock basta y sobra para entender que tu jefe es un infradotado que odia su trabajo y por lo tanto pretende que ustedes tengan los mismos niveles de amargura e infelicidad que él

eterea · dijo...

Canten :)

Cecil dijo...

obvio que seguimos acá, al pie del cañón

me extraña araña :P

yo creo que los empleadores no pueden ver feliz a la gente, porque ellos mismos son unos infelices

que se curtan :P

[dice la desempleada jejeje]

besos! extrañábamos sus post y extrañamos sus comentarios ¬¬

[pasada de factura mode OFF]

zappa dijo...

hace un tiempo un empleado de tecnologia de mi sector, les restringió el acceso a internet a todos los empleados del area, como sabiamos que era interno, lo agarramos del cogote en el baño entre varios y lo amenazamos con algunos secretos sobre su persona y desbloqueó todo, tiempo despues el banco puso filtros anti juegos, musica y redes sociales, por suerte duraron poco, hoy solo queda activo el de juegos, yo renuevo plazos fijos mientras leo tu blog, julia, y mi pantalla se ve de todos lados, solo tengo que fijarme que no aparezca en ella ninguna foto rara y nada mas, en este momento a nuestro jefe solo le interesa que nos vayamos a la hora que el dice, que hagamos durante el dia no le importa, con lo que yo con solo quedarme una hora de mas todos los dias, lo dejo contento, mal que me pese perder una hora que antes pasba con mis hijos

un abrazo

y no bajen el volumen del rock

Flac_k dijo...

Parece que estuvieras describiendo mi antigua oficina.

Paciencia Julia, a tu jefe le llegará "su momento".

R.Galatea dijo...

La verdad que no es nada lindo laburar así. En donde trabajo el ambiente es puramente creativo, lo único que mi jefe me pide es que no ponga música electrónica porque lo deja loco. =P
Saludos

Anabell dijo...

coincido con la lectora y la sugerencia de lectura de "el ocio creativo", ademas obvio que sugiero que incendies todo le hagas faqiu desde un helicoptero alquilado y huyas al sur y te refugies con pinguinos y lobos marinos (?). si, ya se, me fui al carajo pero no es una mala idea si se tiene buena calefaccion y se puede escuchar musica :) jaja saludos jules

Etienne dijo...

En mi pc laboral tengo bloqueado todo tipo de acceso a la web, así que no puedo "webear" en horas de trabajo. Igual, me las arreglo.
Y con la música, al lado hay una peluquería que se las da de moderna y ponen a todo volumen el reproductor de dvd; lo malo es que no aceptan aportes para seleccionar el repertorio.
Quelevachacher!!

Marcela Calderón dijo...

Claro que acá estamos! Piquete y manifestación a los necios!!! :(

La lectora dijo...

Anabell: genial escapar con pingüinos y lobos marinos, pero hay que tener en cuenta que a veces el acceso a internet en esas zonas no es muy bueno, y tal vez sería para repensar esta huida.

Sil dijo...

Si tu jefe me tuvieran de empleada se caeria de culo,jajaja escuhar todo el dia rock andpo y reirme como una zangana a carcajadas desmedidas me valdrian en tu empresa una patada pero en mi oficina soy tan felizzzzzzz el dueño lo unico que piensa de mi es que estoy loca pero bueno soy eficiente jajajajaja

Marcelo dijo...

Tu jefe es un imbécil.
Tengo personal a cargo y me gusta que en mi área se escuche música, eso sí, a un volúmen moderado.
En mi oficina pongo música y no me desconcentra, al contrario, me relaja.
Si el personal huevea por internet no me interesa, eso sí, el trabajo debe estar terminado en tiempo y forma, y si huevean, que sean vivos y no lo hagan de manera evidente!!

Me parece que un ambiente relajado, donde los empleados ríen y charlan, mientras laburan, hacen más ameno el trabajo. Uno convive más con los compañeros que con la familia y qué mejor es hacer que ese ambiente sea lo más cómodo posible!!!

Ojalá pronto pase el momento dictatorial en tu trabajo!!

Abrazos!

Julia dijo...

Somos muchos los que pensamos parecido. No me siento tan sola (?).

La Maga de Lioncourt dijo...

Ah, debe ser feo, se debe hacer bastante largo el horario laboral :-/

Yo por eso no considero seriamente el renunciar a la librería: cuando me hicieron la entrevista de trabajo cuatro años atrás uno de mis jefes me especificó que mi trabajo "me obligaría" a mantenerme al día con los libros editados para saber venderlos (y a quien); cuando se llevó el equipo de música se dejo en claro que podíamos llevar nuestros cds; cuando se instaló internet se llegó al acuerdo de mantener al día las actualizaciones de los programas que usamos (onda, "¿viste que bueno está el último Format Factory?", mi jefe says). Hoy en día la primer orden que deja mi jefe cuando le toca viajar es: "limpiame las peceras y dale de comer a los peces del Happy Aquarium" :-)
Y como todos miramos las mismas series, yo "obtengo" el capítulo semanal (porque llego antes que todos), me llevo una copia, dejo otra en la computadora del jefe y después en la de mi compañera. Tampoco falta el día en que no anda nadie y terminamos los tres detrás del mostrador tomando mate y comiendo algo dulce mientras miramos una película. Lástima que mi jefe es de los que miran y hacen cometarios todo el tiempo :-P


Besos, Jules, y que pase pronto ese boicot!!

David Halcón dijo...

Los jefes no escucharan música? No tendran una cuenta de mail, un twitter, un blog que chequear cada tanto? Eso es lo malo de trabajar para robots.

Saludos!

Anónimo dijo...

Hace más de un año debo leerte y ¡recién ahora comentándote!. La verdad que me gusta mucho el blog, me encanta que tengas pocos genes (hereditarios) de Susanita. Con mis cortos 16, mucho no puedo decir pero bueno.. Iré viviendo historias para contar más tarde.
Y también, y veo que no soy la única, voy comprobando que garcas y boudos hay en todos lados. ¡Fuerza entonces!.
Jujuy presente ;)

Empiezo el Lunes dijo...

Julia! volví a postear con mi verdadera identidad y entonces puefo firmarle! Lo genial es que ahora usted es la unica Julia (por lo menos en mi mundo bloguero!). Quedarse sin internet, sin FM, sin música en el trabajo es casi como el fin del mundo! Apoyo la moción!

Julia dijo...

Jujeñita anónima, bienvenida. Me encanta Jujuy, hermosa provincia.

Ex Julia, re-bienvenida. Qué buena tenerla de nuevo por acá. Ya la voy a visitar por sus pagos.