El árbol de moras

"¿Querés culear?" Así de salvaje, bruta, descarada, desubicada, desvergonzada, incómoda, arrebatada, inesperada, y humillante fue mi primer propuesta sexual. Semejante pregunta, con tamaña palabra, que me dio escalofrío escucharla, en el cordobés más ordinario y de la forma más grosera, salieron de la boca de un vecinito. Yo tenía unos 11 años. El tenía unos más. La pregunta me sorprendió en todos los sentidos. No me había percatado que alguien se acercaba. Yo me encontraba trepada a un árbol, un árbol de moras, que en ese momento era mi nave espacial; compenetrada en mi fantasía estaba sentada en una rama, sujetando otra con mis manos, donde estaban los comandos con los que realizaba complicadas maniobras intergalácticas, escapando de los ataques de mi enemigo, disparando rayos láser imaginarios a mansalva...., y de pronto la monstruosa pregunta me trajo al planeta tierra de un tirón. Inmóvil, estupefacta, me quede muda, y me aferré con fuerza a la rama que sujetaba. No respondí. Volvió a preguntar. Lo insulté. Tomé algunas moras y se las arrojé con furia, como si pudiera lastimarlo, y sólo conseguí ensuciarle la remera. Andate!! le grité con lágrimas en los ojos. Andate! le grité con fuerza. Tenía miedo. Mucho miedo. Se fue sin decir nada. Esperé. Me trepé más alto para asegurarme que estaba lejos de mi alcance. Bajé de un salto, y corriendo, asustada, me fui hacia mi casa. Me tiré en mi cama a llorar.
¿Que habrá pasado por la cabeza de este pichón de cavernícola?.
Hoy pienso que fue más un deseo de maldad que un deseo carnal irrefrenable.
A los pocos días lo volví a ver. Llorando, me pidió perdón. Lo notaba arrepentido. Tenía mucha vergüenza. Se dio cuenta que me había herido.¿Lo perdoné?. No me acuerdo. Si recuerdo que nunca se lo conté a nadie. Y dudo que él lo haya contado. El único testigo fue aquel árbol de moras del sitio baldío de mi cuadra, al que nunca más trepé.

10 Comentarios:

afrodita dijo...

Si hubiese sido yo...en mis dulces e inocentes once años, me hubiesen tenido que bajar los bomberos del árbol!!y hubiese costado unos años de terapia.

Betty dijo...

ayy que feo inicio!! Debe haber sido horrible a esa edad, pero ahora, apenas un poquito (=P) más grande, no pensas que pobre pichón de cavernícola no debería ni saber qué significaba "culear" y que capaz ni siquiera estaba fisiológicamente capacitado para hacerlo? jajaja En el fondo me despertó un poco de ternura...

lanegra dijo...

Pichon de cavernicola! Excelente descripcion de ese muchachito atrvido!

Julia dijo...

Fue una situación violenta para mí pero con una cuota de inocencia. Sus intenciones eran más de daño que otra cosa.

Anónimo dijo...

ese tipo habra aprendido hacerle el filo a una mujer?
cero tacto el pibe

Historias... dijo...

A mi me pasó a los 7 en el recreo de la escuela. Un chico se acercó y me dijo Yo te doy mi alfajor jorgito si me cogés. Le contesté que le iba a preguntar a mi mamá. Volví a casa y mamá no estaba pero estaba mi bisabuela y le pregunté. Conclusión, terminó lavándome la boca literlamente con jabón. Nunca me olvide de la palabra coger...

Besos y gracias por pasar por el blog estamos en contacto!!

Julia dijo...

Histo... sexo a cambio de un alfajor jorgito!! Ja, ja.. que gracioso el mocoso!! Y que mala elección contarle a tu bisabuela. Horrible que te lave la boca con jabón.
Me vino a la mente este recuerdo, de muy niña entrar a mi casa cantando algo que escuché en la calle y de hacerla pasar tremendo papelón a mi vieja que con sus amigas reunidas tomaban el té. La canción decía "lavate la con_cham_pú"... Yo no entendía, y cuando me miraron, dije, que? la cabeza!.. Hasta que me explicaron, ja, ja.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

a mi me paso con mi primer beso robado a mis jóvenes 9 años, llore todo un domingo por culpa de la brutalidad de algun enano maldito que feo cuando te arrebatan la inocencia y vos de te das cuenta ché.

Pandemia dijo...

Pubishita ella, era tiquita e inocente.

Me mató el contraste de imaginar una nenita arrojando rayos imaginarios arriba de un árbol, y la palabra "culear" metida en el medio, jaja.

leandro dijo...

En cierto punto muchos (sino todos) fuimos víctimas de algún/a depravadito/a. En mi caso cuando era muy pendejito, un vecino nos sugirió a una vecina y a mí que nos pusiéramos en pelotas enfrente el uno al otro. Luego se retiró del patio de su casa desde el que había hecho la propuesta. Tal vez se fué a tocar al baño imaginando la secuencia =P ni idea, lo perdimos de vista. Y entonces, inocentes ella y yo, nos fuimos mostrando "las partes", parados arriba de la pared que lindaba la casa del vecino éste con la de la vecinita esta.

Las vueltas que da la vida... pasaron años y a mis 15 empecé a estudiar inglés de movida en sexto año (tenía buen nivel de pasármela mirando películas traducidas en HBO de chico) y resulta que ella también estudiaba en el mismo "Instituto", que era en realidad la casa de una profesora de inglés. Durante años estuvo enamorada de mí y yo me enteré la semana antes de venirme a vivir a La Costa. De hecho nunca le dí calce porque yo estaba enganchadísimo con otra compañerita de inglés (la misma que me metió a Metallica en la cabeza y me regaló S&M en un cassette que tenía), así que estaba demasiado idiotizado como para notar las señas de luces que me tiraba Marianella (mi vecinita).

Otra vez, pasaron AÑOS, hasta que volví a residir en La Plata hace unos dos años atrás, con mi viejo y mi hermano. Y se me ocurrió ver qué había pasado en esos años, así que un buen día caí en casa de Ailín (la Britney metalera xD). Ya me imaginaba tomando mates y charlando sobre cuánta agua había pasado bajo el puente, qué habíamos hecho, etc. Cuando abrió la puerta no pude resistir más de cinco minutos. No por el hecho de que no me reconoció, ni de que no se acordaba de mí cuando estudiábamos juntos, sino porque estaba hecha MIERDA. A la semana me entero que había salido durante años con una de esas personas autodestructivas que andan metidas en todo, y de rebote se destruyó ella también. Sin embargo me alegro de no haberme quedado con la duda.

Y en cuanto a Marianella, para año nuevo del 2007/2008 pasadas las doce y media pasé a saludar a mis vecinos de toda la vida. Y charlando en la puerta de una familia amiga veo a Marianella salir de su casa (a 10 metros de donde yo estaba parado). Me quería morir =P No solo estaba que se partía de buena, sino que por esas casualidades, había cambiado su forma robótica e introvertida de ser, al igual que yo, y era la persona más dada/sociable/gauchita que llegué a ver durante años en LP O.o

Moraleja 1: Nunca dejes para mañana lo que puedes hacer hoy (cuack)
Moraleja 2: Esto le toca a mi hermano. Copio y pego una cita de la conversación que tuve con él ayer:
[16:21:09] Nahuel says:
es inmoral negarle un polvo a 1 mina q t lo esta pidiendo

Este pibe va a terminar siendo mi gurú =/