Un Trío Necesario


Desnuda y con sombrilla
Silvio Rodriguez

Tú sentada en una silla, yo de pie con expresión de lord.
Tu desnuda y con sombrilla, yo vestido pero con calor.
Tú con uñas y con dientes, mirándome de frente con brillo de matar.
Yo retrocediendo un poco, llenándome de un loco deseo de sangrar.
Tú besando tus rodillas, yo discreto pero sin rubor.
Tú creando maravillas, yo soñándome esquimal sin sol.
Tú con un ritmo tan lento buscando un alimento frotado con alcohol.
Yo de pronto ensimismado, mirándote alelado, colmada de licor.
Tú ardiente y sin capilla, yo quitándome el sombrero alón.
Tú dispuesta la vajilla, yo al filo de mi pantalón.
Yo a punto del delirio, extraigo un solo cirio que poso ante tu flor.
Tú susurrando un misterio de un "no sé qué" venéreo me das un protector.
Tú...Yo... Él.

Desde muy chica supe que forro era más que el papel araña con el que forraba mis carpetas, y más que un insulto. El forro está presente desde que hablamos de sexo en el colegio, y en mi casa. Todavía no entiendo como en estos tiempos hay gente que se resiste a cuidarse.
Aplaudo a las mujeres que llevan preservativos en sus carteras, o que no tienen vergüenza en comprarlos en la farmacia, o cargar en el carrito del super el blister gigante.
Es compresible que no llevemos los preservativos de acá para allá a todos lados que uno vaya. Sin embargo nunca está demás, como dice María, no hay horarios ni días para la pasión.
Pero, a vos te pregunto, hombre, que invitás a salir a una chica, que lo único que pasa por tu cabeza, según el saber popular, es tener sexo, decime:.. ¿por qué no llevas ni uno? En este caso se pueden presentar distintas situaciones. A modo de ejemplo se me ocurren estas:
1. Antes de llegar a un lugar íntimo, en el camino ella pregunta ¿tenes para cuidarnos?, el dice no, pero busca enseguida, sin vueltas. Ah, que lindo aquella vez.
2. En pleno juego sexual, cuando ambos están desnudos, y ella hace la pregunta pertinente, el confiesa que no tiene. Se viste, busca y vuelve.
3. Misma situación a la anterior. Pero no sale a buscar. Hace otras cosas y quiere convencerla de que no es necesario usarlo. De ella depende aceptar o no.
La responsabilidad del preservativo no es exclusividad de los hombres. Si no tenés, preguntale, con tiempo, si él tiene. Simple, ¿no?

8 Comentarios:

Los amigos del duende dijo...

No es solo cuidarse a uno mismo sino cuidar a la otra persona... siempre hay que andar con uno en la billetera... A la gente no le importa ni su salud ni la de los demás... y así esta el mundo... lleno de HIV... CUIDEMONOS ENTRE TODOS...

Anónimo dijo...

yo cuando salgo con forros es fija que no voy a tener sexo, y cuando salgo sin forros se presenta la oportunidad.
sera una ley de murphy?

Anónimo dijo...

aaaah, aclaro que si no los tengo los compro

Julia dijo...

Hay que cuidarse. Hace poco leí que los adolescentes creen que porque son chicos no corren riesgos de contagiarse entre ellos y que no se cuidan, un porcentaje alto, preocupante. En la era de la comunicación, donde el sexo no es tabú, estos pendejos no saben nada! Peor que antes.

afrodita dijo...

Definitivamente, si va pasar algo y la otra persona no tiene "sombreritos", me transformo......La persona me empieza a desagradar, comienzo a creer que no es inteligente, etc etc......Pero tengo algunos prejuicios, y aun no me animo a ir a comprarlos yo misma...sñif

Julia dijo...

Me extraña amiga!! como no te vas a animar? Bueno, ya se que regalarte para tu cumple! ja, ja.
Besos

Briks dijo...

siempre tengo forros (tenia. TENIA)
(aclaracion para mi chica)



y me ha pasado que alguna se ofendiera cuando sin querer lo advirtió (sobre todo en primeras citas, obvio)

algo asi como..."es la primera vez que nos vemos y te pensas que me vas a coger??"

Julia dijo...

Briks, hombre precavido! muy bien!