Réquiem


Sabía que si seguía hurgando iba a encontrar una foto tuya. Pero no me detuve. Quería verte. Y ahí estabas, sonriendo. Inevitablemente mis ojos se humedecieron. Se cruzan algunos recuerdos confusos y se hace más nítido el último. Llegaste una mañana, muy temprano y sin aviso. Tenías un par de horas porque continuabas de viaje. Un trasbordo te retuvo tomando mates conmigo, poniéndonos al día. Te sentías bien, estabas alegre, radiante. Prometiste volver a las dos semanas, en el camino de regreso. Pero no quisiste despertarme la segunda vez. Me llamaste por teléfono desde la terminal para avisarme que seguías viaje. ¡Por qué no me despertaste! protesté. Hubiese ido a la terminal aunque sea para verte unos minutos. Pero no zonza, es muy temprano y hace mucho frío, me dijiste tiernamente.
No nos veíamos con frecuencia. Pero yo se que me quisiste mucho. Y yo te quise tanto.
Y las lágrimas empiezan a caer hasta parecerse al llanto.
Pasó mucho tiempo. No puedo recordar con precisión la fecha. Dos meses después de aquellos mates, o tres quizás, se comunicó mi hermano para preguntarme si estaba al tanto de tu partida. No podía entender cómo no me avisaron, por qué me privaron de tu despedida. Hacía casi un mes que ya no estabas. No podía creerlo. Ya no estás y nunca más podré verte.
Puteé, lloré, y maldije al cancér que no pudiste vencer, cuando todos creíamos que le habías ganado la batalla. No tengo el coraje para pisar tu pueblo otra vez.
Te extraño tanto Maru querida. Aquí va mi despedida.

28 Comentarios:

Gaby dijo...

Besote, Julia!

Minerva dijo...

Ay Julita, qué triste.

Conta Dora dijo...

Que feo cuando uno no puede despedirse... quedan los recuerdos nomás.
Besos!

Vir dijo...

Un beso enorme julia

Laperraseescapó dijo...

Ay Juls, cuánto dolor...
Mantener vivos los recuerdos es lo único que uno puede hacer en éstos casos.
Besotes y abrazote gigante.

CATTO dijo...

:(

R.Galatea dijo...

Te entiendo porque me pasó.
Un beso grande!

yo, mamuchi dijo...

Julia te juro que estoy esperando el dia que digan que encotraron la cura para el cancer, Ese dia voy a festejar a lo grande, estoy cansada de ver a todos lo que luchan tanto irse.
Solo puedo decirte que la recuerdes con cariño y siempre
Besos

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ay julita, qué decirte, estas partidas tan injustas, siempre nos dejan con las ganas de un abrazo, y la bronca titilando.

besote y abrazo.

:)

Etienne dijo...

Los sentimientos acumulados y sin salida son terribles.
Y las despedidas en la garganta se atraviesan, anudando el llanto.

Igual, ella se despidió de vos.

Besos!

Lucre dijo...

Hay gente cuya ausencia no deja de doler nunca. Besotes

javier dijo...

Ay, carajo.

Briks dijo...

duele como la puta que lo parió pero que hoy (y siempre) te acuerdes de ella hace que valga la pena

ella está
y cada vez que la recuerdes, de una u otra manera, será así

Agustina R. dijo...

Qué triste! Es muy feo no poder despedirse. Te queda la sensación amarga de que podías haber dicho o hecho algo.

Julia dijo...

Gracias a todos por sus palabras. Era mi prima política, aunque siempre la sentí como una hermana mayor. Estuvo en mi vida muchos años. Tenía sólo 35 años cuando falleció.

Camilo dijo...

Mierda!
Tenías razón Julia. Si unimos nuestros escritos haremos un mar de lágrimas. Pero la vida es así, no?
Por momentos nos da un helado de dulce de leche y mascarpone, después una patada en el culo.
Creo que no llegar a despedirse de alguien figura entre las peores luego de la pérdida en si. Un círculo que nos costaría siglos de terapia cerrar.
Cada uno lo cierra a su manera. Unos hacen una ceremonia, otros lloran. Otros guardamos silencio y esperamos, esperamos hasta que de a poco el dolor se digne a salir.
Un beso, y te propongo que hagamos un cambio de onda juntos.
Un beso.

Paula (Bera) dijo...

Te entiendo y te brindo mi apoyo.
El domingo tuve mi día-post bajón.
Se extraña a la gente que se ama y no se tiene.
Recordarlos hace que estén más cerca, pero a veces no basta.

La pucha, quiero darte ánimo pero no me sale, será porque aún no asimilo lo mío.

Igualmente, te mando un abrazo de oso.

la kolorada siniestra dijo...

Uffff! nada mas que agregar, vos lo dijiste todo.

Valentina dijo...

Querida amigaa, siento tu dolor, porq lo siento también.
La vida me arrancó una AMIGA q adoraba y aún no lo puedo entender. Enfurecí e hice las pases con todo el mundo una y otra vez durante mucho tiempo, buscando culpables... hasta q un día me quedé sin lágrimas, porq me dí cuenta q mis lágrimas se transformaron en recuerdos, hermosos recuerdos de lo vivido, de las risas y llantos compartidos y no en pesares por lo q pudo haber sido...
Te quiero mi amiga! sabélo! Un beso

Mecha dijo...

Beso grande, Julia...




de sólo leerte, terminé llorando.

máx dijo...

un gran abrazo!

Moro dijo...

Han pasado muchas lunas desde la primera vez que entré a este rincón por primera vez. Desde entonces he leído, he escritos, he reído, he suspirado y he aplaudido. Pero esta vez tus palabras han conseguido algo que hasta ahora no había ocurrido. Mis ojos se humedecieron al leer la última frase. Poco más puedo decir. Lo siento por tu pena.

Un beso

Ana dijo...

Qué enfermedad de mierda =(

Gran Lady dijo...

Qué triste. Mi mejor amigo también está enfermo, por ahora parece que va ganando pero es una enfermedad muy cruel y traicionera. Me pusiste muy triste.

zappa dijo...

un abrazo

Besos en la Plaza dijo...

Un beso grande, amiga Juls

Julia dijo...

Gracias a todos, por el apoyo y por sus palabras. No quise poner triste a nadie, pero sentí que le debía una despedida. Por ella y por mí.


Yo, mamuchi, Agustina R., y Javier, ¡Bienvenidos!

Camilo, trato hecho, yo ya hice mi parte ;)
Te toca a vos

Besos y gracias de nuevo

Willowcita dijo...

http://babadediablo.blogspot.com/2009/06/la-recuerdo.html

yo si me despedí, pero el vacío es el mismo.